Comerse la cabeza

“Me preocupo mucho por las cosas”, “Soy bastante pesimista y negativo”, “No paro de pensar”, “A veces, parece que me voy a volver loco”, “Me cuesta dormir porque mi cabeza no para”,….. Cuando nuestros pensamientos son negativos nos sentimos mal, nuestro estado de ánimo se ve afectado y nos resulta muy difícil recuperar la tranquilidad y la alegría. Aquí te ayudaremos a dominar tu mente.

  • Preocupación
  • Obsesiones
  • Inseguridad
  • Miedos
  • Pensamientos negativos
  • Pesimismo
  • Dificultad para afrontar situaciones o tomar decisiones
  • Timidez
  • Falta de confianza
  • Sentimientos de inferioridad
  • Descontento contigo mismo/a

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad